RIZANDO EL RIZO-MATRICERÍA PALANCA

Rizando el rizo

En casi todas las matrices que fabricamos en Matricería Palanca la validación de la pieza se realiza mediante el plano de la pieza y verificando las cotas de la pieza con sus tolerancias, pero hay un sector que riza el rizo en este aspecto, los precintos de seguridad.  En este caso solo trabajan con 3 cotas, alto , ancho y largo.

Lo peor es el control de fuerzas, el tic de la pieza esta en los kilos de entrada del precinto y la capacidad de rotura del mismo, esto hace que todo se complique mucho y que sepas un poco más de lo que tienes que saber, a que ángulo desliza suave , a que ángulo genera la rotura, para esto hay algo de teoría y mucha practica y aún después de muchos años de práctica aún hay que ir jugando con ángulos, dobles ángulos, anchuras y radios, la pieza la puedes ver bien, la puedes ver funcional, pero hasta que no la pones en el dinamómetro no sabes si está bien o no.

Lo bueno es que según vas tocando vas viendo la evolución y vas aprendiendo como influye cada ángulo en la pieza.

PROYECTO MATRICERÍA PALANCA

Todos los dobles de la pieza tienen que ser regulables, ya que cada bobina de material se comporta de una manera diferente, sin regulación no se podría fabricar, además de usar fleje con gran dureza, teniendo que emplear aceros especiales por las producciones tan elevadas que se tienen que fabricar.

En este caso el objetivo de mi cliente era que estará en precinto por debajo de los 4 kg, y, la verdad, hemos superado la prueba con creces.

Toda esta carrera con los precintos de seguridad empezó gracias al Sr. Palop, mi maestro de diseño industrial y un gran pensador mecánico, era capaz de ver cosas donde nadie veía nada y capaz de destrozarte un plano con su boli rojo en 2 minutos, que grande era y que cabeza tenia.

Gracias Sr Palop por todo lo que me enseño, que no fue poco, lo que más, su gran pasión por la Matricería y el diseño.

Subida del precio del metal

La subida del precio del metal en todo el mundo está haciendo que cada vez se ponga más difícil el trabajo de las empresas que trabajamos con esta materia prima. En Matricería Palanca queremos tratar este tema con todos nuestros seguidores y seguidoras para que podáis haceros una idea de por qué están subiendo los productos realizados en este sentido.

Para ello, hemos redactado este post que esperamos os resulte especialmente útil.

Subida del precio del metal

Desde el pasado 16 de febrero, muchos clientes y clientas han notado una subida en los precios de los productos realizados a partir del metal. Nada menos que del 15% en el caso del acero.

Esta no es una decisión que se haya realizado a la ligera. Ni siquiera que se haya tomado unilateralmente por parte de las entidades. Se debe a una serie de causas que han elevado el precio de la materia prima en origen. Una serie de acciones que escapan de nuestro control y ha hecho que producir a partir de metales sea, hoy día, más caro que hace un mes.

Razones de la subida del acero

Tras la subida del precio del metal que las empresas del sector sufrimos, hay muchas y variadas razones. Cuestiones que han disparado los precios al alza y van a dificultar que el mercado siga desarrollándose. Al menos en los próximos meses.

Las principales causas que se encuentran tras la subida son las siguientes:

  1. El conflicto bélico entre Rusia y Ucrania. Aunque muchas personas lo desconocen, ambos países ocupan los primeros puestos en el ranking de producción de acero. Que la industria armamentística se alce como su principal necesidad hace que el acero se destine, principalmente, a esta labor. Y que las exportaciones se hagan con cuentagotas.
  2. Las decisiones de Indonesia. El tercer país productor de acero del mundo es Indonesia y, aunque podría aprovechar la situación para hacer caja, la realidad es bien distinta. Sus empresas extractoras han decidido que no harán exportaciones durante los meses de abril y mayo por barco. Sin embargo, esto no significa que vayan a dejar de producir. Todo lo contrario. Su volumen se mantiene. Sin embargo, estará destinado al sureste asiático, donde lo demandan y pagan mucho mejor, corriendo además menos riesgos en los traslados de la materia prima por su cercanía con la isla.
  3. Han subido los fletes. Lo que ha hecho que se multipliquen los costes de envío por mar de esta materia prima.
  1. Subida de los costes de la energía. Tanto el gas como la luz y los carburantes han subido notablemente. Esto hace que producir sea mucho más caro que hace unos meses, y que nuestras facturas sean mucho más elevadas.
  1. Incremento progresivo de la demanda y limitación productiva de Europa para atender a los proyectos prioritarios.

Qué hacer ante la subida del acero

Ante la subida de precios del acero lo mejor es que cerremos y confirmemos los presupuestos con nuestras empresas lo antes posible, pues la situación no augura bajas de precios en los próximos meses. Todo lo contrario.

Otra cosa que debemos hacer es revisar el precio del acero en origen antes de presentar presupuestos. De lo contrario, podríamos pillarnos los dedos y perder dinero en nuestros trabajos.

Ahora que ya conoces las razones de la subida del precio del metal, esperamos tu comprensión y empatía. Pues para Matricería Palanca y para todo el sector del metal en particular, resulta muy complicado trabajar en un entorno tan económicamente volátil.

Un nuevo material llamado Durnico (PARTE II)

Empezamos la aventura de reparar la matriz, primero sistema de guiados y luego de intercambio de modelo, el sistema de guiado después de 3 días midiendo placas, las modificamos y todo perfecto, pero el sistema de intercambio de modelos nos fue imposible, ajustabas uno y cuando montábamos el otro ya no nos cuadraba nada y no era viable que lo hiciera alguien inexperto ya que ya a nosotros nos costaba bastante ajustarlo todo, al final decidimos con el cliente que nosotros haríamos los cambios de modelos, 2 cambios por año 4 modelos, en un principio fue bien pero luego ya no iba tan bien; en primer lugar porque no podíamos dejarlo todo para el cambio de modelo cuando él quisiera y en segundo lugar, el metal duro es muy frágil y solo en las pruebas de ajuste con un ligero golpe se astillaba el punzón y tocaba rectificar punzón o placa, así estuvimos viviendo 2 años hasta que los punzones se quedaron pequeños y es cuando vino el gran dilema, el cliente nos propone hacer la matriz nueva, el hacer la matriz nueva no era un gran problema ya que no le tenemos miedo a los ajustes finos pero teníamos que ver la manera de que se pudieran hacer las 4 piezas sin necesidad de desmontar nada y encima a pie de máquina, que no fuera necesario ni desmontar la matriz de la prensa.

Se ofertó la matriz, el cliente lo acepto y empezamos con el diseño, el primer problema es que no teníamos ni el plano de las piezas a fabricar pero nos liamos y hasta ahí todo bien, la matriz costo un poco de diseñar pero se consiguió el diseño era viable y no se veía ningún problema a lo lejos, salvo el ajuste de todo, ya que no hay holgura de corte, ya con el diseño acabado y a punto de planificar se me ocurre preguntarle a mi cliente que material trabaja la matriz, algo que es lo primero que se pregunta cuando se oferta una matriz pero en este caso por el proceso que llevo se me olvido preguntar, el cliente me adjunta la ficha técnica del material , el material se llama DURNICO_C y te encuentras con esta sorpresa

Una dureza de 1.250 N / mm² en un material que tengo que cortar y luego doblar, aquí como que se paró el mundo y ya entendí el porqué del metal duro.
Aquí comenzó un gran dilema, ¿qué acero pongo que no sea metal duro? el por qué no poner metal duro, por su fragilidad a la hora de manipular y el problema que en las placas de corte tienen que venir ya con las roscas encastradas y todos lo agujero del hilo hechos, y tiene que tener un súper acabado superficial para que funcione correctamente, en los punzones no había problema, pero en las placas de corte sí.
Aquí empezó la gran aventura de la búsqueda del acero adecuado, cogí mi lista de proveedores y empecé a mandar correos y a realizar llamadas, cada respuesta que recibía me hundía más y más, ya que nadie me daba una solución fiable. Sí que hubo un proveedor que me garantizo 50.000 ciclos sin afilar, pero yo quiero 250.000 ciclos sin afilar, hay que hacer que las matrices duren lo más que se pueda.

Todos los proveedores que tenía me decían lo mismo, prueba este acero y según el resultado vemos si ponemos este o este otro, ¿¿como?? ¿¿Que pruebe?? Hay veces que la gente no piensa lo que dice, ¿¿cómo se puede decir eso?? No sabes el tiempo y dinero que lleva hacer un juego de matrices y punzones para que luego no valga y lo peor para mi hacer algo que no ha funcionado y me ha dejado mal delante de un cliente, por desgracia para mí o tengo las cosas claras y no hago nada, no estamos para perder el tiempo.

Empezamos otra vez noches sin dormir y pensando ¿¿qué hago?? ¿¿Que acero pongo?? los días van pasando y esta todo el proyecto totalmente paralizado, siguen pasando los días y sigo buscando opciones pero nadie me las da con garantías, me reúno con mi cliente y le comento lo que me está pasando, no le puedo hacer la matriz ya que no tengo garantías de su durabilidad y no voy a tirar el dinero , le comento si puede hablar con su proveedor de material para que nos indique él con que acero podemos trabajar sin que sea metal duro, siguen pasando los días y sin respuesta, a día de hoy aún no tenemos ninguna respuesta, no me ha respondido a mis 5 correos que le he mandado ni a los que mando mi cliente, en pocas palabras pasaron de nosotros, proveedores así de gusto tenerlos.

Los días pasan y mi cabeza no deja de dar vueltas intentando buscar alguna solución, internet, libros, etc. De casualidad hablando con mi proveedor de recubrimiento le comento el problema que tengo y me dice que hay un hombre jubilado que para él era el mejor experto en aceros que ha conocido y me dio su nombre, aquí ya cambio mi búsqueda ya no buscaba un acero buscaba una persona, buscando y buscando lo encontré y le mande un correo, solo con su respuesta buffff, salió el sol otra vez, por fin alguien que era técnico especialista en acero, os dejo su respuesta a mi primer correo de contacto

Hola José:
Me encuentro en mi pueblo, Villanueva de los Infantes (CR) dedicado a mis aficiones; pintura, dibujo, escultura y sobre todo escribiendo novelas.
Como puedes comprender, no me aburro, pero dispongo de mucho tiempo.
Sin embargo, puedes explicarme tu problema e intentaré ayudarte si es posible.

Aquí empezó algo espectacular, ¡cuanto conocimiento! y está en un pueblo perdido, hablamos de todo, de su vida, del problema que hay ahora en España, que es muy simple no hay gente especializada en nada, os dejo un comentario que me dijo el cual creo que es muy importante.
Tienes razón en lo referente a la baja preparación de los vendedores de acero. En Europa y concretamente en Suecia, donde estudié la carrera de Metalurgia, los técnicos de venta de las empresas de aceros suelen ser ingenieros salidos de la universidad donde yo estudié. Eso no ocurre aquí en nuestro país.

Y hablamos de lo más importante del dichoso acero, me indico el acero a emplear, como había que templarlo, como había que trabajarlo… ¡No me lo podía creer! alguien que sabe por dónde anda y que pisa firme y convencido, no os podéis imaginar la sensación que se le queda a uno cuando ve que habla con un experto en algo, que barbaridad, cuanto conocimiento encerrado sin que nadie lo pueda usar y mi cabeza en modo esponja almacenando cada una de sus palabras.

No sabéis el subidón y la confianza que me dio esta persona, ¡qué sensación más agradable1 de estar sin saber hacia dónde ir a poder decir señores manos a la obra que ya está todo claro.
Al final le hice caso al dedillo y hay esta la matriz trabajando y ya hemos fabricado por encima de los 250.000 ciclos si tener que afilar.

El fin de todo esto me lleva a pensar a donde queremos llegar, ¿¿qué está pasando??
Los mejores especialistas de mi sector están jubilados, no hay técnicos aceristas, no hay matriceros, no hay técnicos en mecanizado, no hay diseñadores de matrices, ¿¿a donde vamos?? Por lo visto lo que antes eran oficios ya no lo son, una pena la verdad ya que cuando las cosas se ponen duras son esas personas las que empiezan a jugar.


La Suerte hay que buscarla y yo la encontré, muchas gracias a los que me han ayudado ha sido un placer hacer este proyecto gracias a vosotros.

Un nuevo material llamado Durnico (PARTE I)

En Matricería Palanca acumulamos historias y anécdotas relacionadas con clientes, piezas y materiales como uno llamado Durnico, que da pie a este artículo. Un texto que pretende poner de relieve el trabajo que realizamos en las matricerías. Y con el que queremos demostrar la dificultad de muchos de ellos y la importancia que tiene alcanzar un resultado óptimo.

Un material llamado Durnico

En el ámbito de la matricería seguimos llevándonos sorpresas a pesar de los años y de los trabajos realizados. Especialmente, cuando es un cliente el que se pone en contacto con nosotros para encargarnos alguna realización concreta. Uno de estos casos es el que nos permitió descubrir la existencia de un material denominado durnico. Un caso que ilustra nuestra actual noticia. Un texto que por extensión y complejidad del caso hemos tenido a bien organizar en dos entregas, siendo esta que estáis leyendo, la primera.

Una llamada y una pieza que da problemas

Muchos de nuestros encargos comienzan de la misma manera aunque su desarrollo es bien diferente. Recibimos una llamada de un cliente indicándonos que tiene una matriz que le está dando algún problema. Razón por la que nos pregunta si puede traerla a nuestras instalaciones para que podamos analizar lo que le ocurre. Y, sobre todo, para saber si podemos arreglarla. Pues, como siempre, es de vital importancia para el trabajo que desarrollan y la urgencia de reparación de esta pieza prima para la empresa.

Una vez que en Matricería Palanca tenemos una pieza que analizar y estudiar siempre obramos de la misma manera: colaboración absoluta con la clientela y estudio detallado de cada pieza, de cada caso.

En este caso, y ya con la matriz en nuestras instalaciones comenzamos nuestro trabajo. En este caso, la matriz estaba bien hecha y hacía cuatro tipos de piezas cambiando varias partes de la matriz. Como es habitual, las más complejas, portapunzones, placa guía y placa de corte.

Además, detectamos que no todas las personas que trabajamos en el sector lo hacemos con la misma pulcritud. Y es que esa matriz en cuestión había sido modificada sin razón aparente, las jaulas de bolas de los casquillos se estaban marcando en una zona de la columna; y, por si fuera poco, las cuatro en la misma zona, lo que significaba que el sistema de guiado estaba mal, lo que iba a ocasionar problemas de todo tipo. Unas manipulaciones que se debían a una segunda intervención, según nos aclaró el propio cliente posteriormente.

Diagnóstico del estado de la matriz

Estudiada la pieza en Matricería Palanca nos ponemos en contacto con el cliente para explicarle la situación y hacer un diagnóstico que resuelva el problema.

En este caso concreto que estamos tratando, hicimos ver al cliente que el cambio de casquillos de bolas no tendría que haber dado problemas de haberse realizado correctamente. Y que para que estuvieran esas rallas en las columnas, o el guiado estaba mal o la prensa estaba trabajando de lado.

Tras todo ello propusimos una solución al cliente para arreglar la pieza. Esta actuación comenzó con el desmontaje del sistema de guiado, lo que nos permitió llegar al fondo del problema. Esto era: casquillos estaban alojados con pasta -por lo visto en el retoque de la guía se les fue el hilo y desplazaron los alojamientos un poco y los rellenaron de pasta para subsanarlo.

El problema que tenía el cliente que la matriz corta y dobla en forma de “U”, es una pieza que el doble es de mucha precisión ya que solo pueden tener una desviación del ± 0.03 mm por lado, tenían problemas de rebabas y el doble desplazado, empezamos a destapar la matriz y la primera sorpresa que nos llevamos es que tanto la placa de corte como los punzones eran de metalduro, esto ya nos extrañó ya que nos indica que o bien está pensada para altas producciones o el material a trabajar era duro.

Después de toda la revisión el problema era sencillo, sistema de guiado estaba mal y de tanto montar y desmontar el sistema de montaje había cogido holguras y no se podía montar adecuadamente.

Con todo ello, en un primer momento nos negamos a reparar la matriz, ya que sabíamos que  nos iba a dar infinidad de problemas.

Sólo aceptamos encargarnos del trabajo sin presupuesto establecido. Pues sabíamos que iba a ir dando infinidad de problemas. Al final el cliente aceptó.

Dureza Durnico

Lo más llamativo de esta pieza en cuestión fue el material del que estaba realizado. Un material que tiene un espesor de 0.15 milímetros, que determina la holgura de corte de la pieza, dejándola a lo mínimo. Siendo, además, igual que el de la placa guía. Lo que provoca que esa matriz tenga poca tolerancia. Por lo que es la peor elección posible para una pieza que debe ser intercambiable, ya que te puede dar muchos problemas en los cambios de modelo.  Este material se llamaba durnico y era la primera vez que llegaba a nuestras manos.

Continuará…estad atentos a nuestras redes sociales

Situación complicada de los fabricantes de matrices

Desde Matricería Palanca nos sumamos al comunicado de alarma realizado por la Federación Española de Asociaciones Empresariales de Moldistas y Matriceros sobre la complicada situación del sector. La situación económica actual de los fabricantes de matrices en España es muy complicada y dificulta su subsistencia. Y es que la crisis económica está afectando de lleno […]